martes, 29 de marzo de 2011

El condón para ellas

(clic en la imagen para ampliar)

El condón femenino es un gran desconocido en nuestro país. Pesa a que da una mayor autonomía a las mujeres y control sobre su fertilidad y sexualidad, sólo un uno por ciento de la población recurre a este método en sus relaciones de pareja. Por este motivo el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha presentado una campaña cuyo lema es “Pruébalo en femenino” y que pretende animar a las españolas a usar este condón especialmente diseñado para ellas.
Se trata de una funda transparente de nitrilo, con dos anillos flexibles en ambos extremos, uno en el interior que permite la colocación dentro de la vagina y otro de un diámetro más grande que permanece en el exterior, cubriendo los genitales de la mujer.

Presenta grandes ventajas como que se puede poner hasta 8 horas antes del inicio de las relaciones y se puede dejar en el interior de la vagina después de la penetración, a diferencia del masculino, además de estar especialmente lubricado. Es más resistente que el preservativo tradicional. Es muy útil para personas alérgicas al látex, porque está hecho de nitrilo, y, al igual que el condón masculino, protege frente a los embarazos no deseados, el VIH y otras infecciones.

El mayor problema que presenta este producto, es que genera una sensación inicial de desagrado que inhibe la posibilidad de llegar a probarlo, aunque se supera al familiarizarse con él. Otra desventaja clara es su precio, más caro que el preservativo masculino.