miércoles, 12 de septiembre de 2012

'Alleycat’ ¿una nueva moda?

(clic en la imagen para ampliar) 

Esta semana algunos informativos televisados han hablado sobre una nueva moda en las grandes ciudades: carreras ilegales en bicicleta, lo que se denomina Alleycat (en inglés, gato vagabundo o callejero). El vídeo hablaba en concreto de Zaragoza y sobre carreras que consisten en atravesar la ciudad de un lado a otro, pasando por determinados puntos de control. El primero que llega, gana, aunque para ello tenga que ir por direcciones prohibidas, saltarse semáforos en rojo o hacer el cafre en general. 

Pues bien, solo algunas pequeñas matizaciones: 
Este tipo de carreras no son nuevas (ni siquiera en España). El nombre de Alleycat surge en Toronto, Canadá, en 1989 (siglo pasado) y se refiere a carreras que organizaban los ciclomensajeros para demostrar sus habilidades encima de la bicicleta. Normalmente de noche y usando las ‘fixies’ o bicicletas de piñón fijo, su herramienta de trabajo. 

Alleycat no es sinónimo de carrera ilegal, ni nada por el estilo. En realidad desde 1993 existe un mundial de la modalidad, el Cycle Messenger World Championships (CMWC). Este año se ha celebrado su 20 edición. Y sí, se realizan un total de ocho pruebas en las que se demuestran las habilidades de los participantes sobre la bici (ver gráfico). Una de ellas, la carrera principal es una prueba que no tienen un recorrido específico, sino, unos puntos de paso obligado. Cada participante se traza su propia ruta para enlazar estos puntos y ser el más rápido. Por supuesto, es muy importante el conocimiento de la ciudad. 

Una  Alleycat no es solo una carrera, también es una fiesta abierta a todo el mundo. Pueden participar mensajeros y aficionados a la bici en general. En muchas ciudades, este tipo de eventos se plantean para conocer mejor la ciudad a golpe de pedal. Se organizan legalmente, se publicitan y se otorgan premios a los ganadores. 


No se puede, ni se debe asociar el término  Alleycat  con algo ilegal o pernicioso. Como en todas las disciplinas siempre hay cafres que no respetan las normas y se comportan como salvajes. No hace falta que circulen en bici, pueden ir en coche, en moto, en patines o andando. Y seguro que a través de las redes sociales se organizan quedadas para hacer el animal por la ciudad. No me cabe la menor duda. Solamente era una aclaración a una información que como suele ser habitual se da sesgada. ¿Se ha informado con igual vehemencia de los ganadores del CMWC de este año? Por si les interesa, les dejo este enlace: