sábado, 15 de febrero de 2014

Un deseo llamado tranvía

(Gráfico animado pinchando sobre la imagen) 


Son tiempos de ahorro, de no contaminar. En nuestras ciudades es cada vez más habitual ver circular coches eléctricos, cada vez más taxistas escogen un Toyota Prius y los gobiernos municipales se empeñan en que su ciudad se modernice, se 'europeicé'. ¿Cómo? Poniendo un tranvía. A veces molesto, muchas otras, deficitario. Eléctrico, no contaminante. Moderno.

En 11 ciudades españolas circula el tranvía comercialmente con distinta suerte. Uno de los últimos en inaugurarse ha sido el de Zaragoza. De momento funciona bien, aunque este año ya se han producido dos atropellos y alguna que otra incidencia que ha dejado a cientos de viajeros esperando. La más habitual es la de pérdida de tracción en el tramo por el que circula sin catenaria, unos 1.600 de su recorrido. Para conocer más sobre este tranvía pincha sobre la imagen.

El siguiente  en inaugurarse será el de Cádiz. Las obras están muy avanzadas y es probable que comience a rodar este año. Otra veintena de ciudades también proyecta el suyo. Pero en estos tiempos de crisis, muchos se han quedado olvidados. Tal vez pronto se rescaten para cobrar alguna que otra comisión.