viernes, 28 de febrero de 2014

Contadores inteligentes para gente corriente



 (Gráfico animado pinchando sobre la imagen) 


Después de toda la polémica con a subida de la tarifa de la luz a principio de año, cada día se instalan en nuestro país unos cuantos cientos de contadores inteligentes o ‘smart meters’ para que en 2018 todos tengamos uno y nos podamos ahorrar unos céntimos de euro poniendo la lavadora a las tres de la mañana. ¿Qué cosas?

Resulta que la factura de la luz se ha incrementado en más de un 50% en los últimos cinco años. Sin embargo la demanda lleva bajando tres años consecutivos y ha caído a niveles de 2006 y la capacidad de generación es el doble de lo que necesitamos. No entiendo nada. Que me lo explique por favor un economista.

La solución, sencilla, otra tomadura de pelo. Nos instalarán en casa unos aparatitos capaces de enviar el consumo en tiempo real a la compañía eléctrica. A partir de ahora las distribuidoras podrán saber si nos levantamos por la noche, a qué hora salimos de casa, cuándo nos vamos de vacaciones, cuándo ponemos la lavadora, o planchamos… Datos muy valiosos si caen por ’error’ en manos de otras grandes compañías.

Son tan inteligentes estos aparatos que si  hemos instalado en nuestras casas un pequeño aerogenerador o unas placas solares y producimos excedente, este lo acabamos regalando simplemente porque algún listillo lo ha programado así.

¿Quién sale ganando? Una vez más las compañías eléctricas. Por ahorrarnos unos céntimos, les vamos a facilitar otra gran parte de nuestra intimidad (bastante saben ya a través de nuestros móviles, las tarjetas de crédito, las cámaras de vigilancia…). ¿Qué nos queda a la gente corriente?