lunes, 26 de marzo de 2012

Cañete, un lobo para el lobo

(clic en la imagen para ampliar) 


El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, defendió ayer la iniciativa tramitada ante la Unión Europea para retirar la protección del lobo ibérico al sur del Duero. Actualment, se estima que en España existen unos 2.000 ejemplares de lobo Ibérico que, está catalogado como especie vulnerable en el “Libro rojo de los vertebrados de España”, y como especie casi amenazada en el “Atlas de los mamíferos terrestres de España.” Sin embargo, su control cinegético se permite al norte del Río Duero. 


Los ganaderos castellano-leoneses siempre se han quejado porque en su zona esta especie está protegida y estiman que el año pasado han sufrido ataques que han ocasionado daños por valor de 1,5 millones de euros. La teoría del ministro Cañete es que ahora ya no tiene ningún sentido que se proteja a esta especie ya que «se ha reproducido con enorme intensidad» en estos últimos años y, por tanto, «debe gestionarse igual que otras especies». Por supuesto no existen ni estudios fidedignos sobre la autoría de los ataques, ni un censo que invite a pensar que el lobo ibérico no deba ser una especie protegida. Pero a Cañete no le importa, porque si es necesario ya se fabricarán esos estudios o informes. Al menos eso fue lo que ocurrió con el intento de Trasvase del Ebro. 

Por supuesto, Arias Cañete ha pedido a la UE «flexibilidad» en la gestión de la población del lobo para que se pueda mantener «un número razonable» de animales «que no comprometa el desarrollo de la actividad ganadera». Que se preparen los lobos si se aplica la misma flexibilidad que con la Reforma Laboral.