viernes, 30 de marzo de 2012

Corre, corre que te pillo

(clic en la imagen para ampliar)


El ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado esta semana su disposición a estudiar un incremento del límite de velocidad en autopistas y autovías, actualmente fijado en 120 kilómetros por hora. Piensa que la velocidad no tiene “tanta incidencia” en las cifras de siniestralidad. Le preocupaba más el impacto ambiental de la medida. ¡Curioso! 


En Europa el límite de velocidad fijado en las autovías oscila entre los 90 km/h de Noruega (las inclemencias del tiempo así lo exigen) y los140 km/h. de Polonia. Alemania es un caso especial, porque aunque recomienda 130 km/h., en algunas de sus vía no existen restricciones. 

De momento, las asociaciones de automovilistas aplauden la iniciativa anunciada por el titular de Interior y por las asociaciones de víctimas, la cuestionan. Normal, y es que en Europa fallecen en accidentes de tráfico una media de 85 personas por día, o lo que es lo mismo, más de 30.000 al año. En España el año 2011 ha sido excelente en ese aspecto y se ha bajado de las 1.500 víctimas. Eso sí durante casi cuatro meses la velocidad se limitó a 110 km/h. porque el precio del barril de petróleo estaba por las nubes. Ahora lo que está por las nubes es la gasolina (hoy con 1,47 de media, otro récord histórico) y seguramente aunque nos dejen correr un poco más, no lo haremos por eso de ahorrar uno euros en gasolina. 

Hay cosas que, por mucho que lo intente, nunca las lograré entender.