viernes, 16 de marzo de 2012

Un negocio redondo

 (clic en la imagen para ampliar) 

El fútbol español está endeudado, en bancarrota, pero deportivamente va como un tiro. Hoy se ha celebrado el sorteo de Champions y dos de los ocho equipos son españoles. En el sorteo de la Europa League, tres de los ocho también son españoles.


A principios de esta temporada, los clubes debían casi 4.000 millones de euros. De los 22 clubes de fútbol que en 2011 se acogieron a la Ley Concursal, 21 son españoles, el Portsmouth tiene el honor de ser el único club europeo no español. 

Esta semana se ha sabido que el fútbol español debe a Hacienda la friolera de 752 millones de euros y otros 10,6 a la Seguridad Social. En dos palabras: im-presionate. Y lo peor de todo, hoy la Liga de Fútbol Profesional (LFP) asegura que "no existen incumplimientos en los acuerdos pactados con la Agencia Tributaria (AEAT)" y que "los 673 millones de euros de deuda de los clubes profesionales están aplazados por acuerdos con la propia Agencia Tributaria". Otra vez, im-presionante. 

Este año que las cosas no van bien y con eso de la crisis, voy a ver si consigo pactar con el erario público que no les pago, que mi situación financiera no es buena y mejor dejarlo para 2014 o 2016. Solo seis clubes de Primera División (30%) no deben nada a la Agencia Tributaria, aunque luego tienen deudas fundamentalmente por fichajes y por el pago de fichas. 

Me gusta el fútbol, pero creo que este modelo no se puede alimentar. Es perverso. Los clubes reciben subvenciones de ayuntamientos y comunidades autónomas (nuestro dinero), muchos juegan en campos municipales, reciben dinero (mucho) de las televisiones privadas y públicas (otra vez nuestro dinero) y no contentos con eso, tienen deudas con la Seguridad Social y con Hacienda. De pequeño me enseñaron que Hacienda somos todos (pero parece que unos somos más que otros). En fin, esto del fútbol, un negocio redondo: me dan dinero y yo no pago. 

Creo que alguien debe legislar. Si a las Comunidades Autónomas no se les permite endeudarse más del 2% de su PIB, ¿por qué al fútbol sí? Esto es claramente "Papel".