martes, 8 de febrero de 2011

La contaminación tiene precio

(clic en la imagen para ampliar)

Estos días que no llueve ni se mueve el viento, se habla de la contaminación ambiental provocada por el tráfico en las dos grandes urbes de nuestro país. Madrid y Barcelona tienen actualmente un ínfima calidad del aire que provoca a lo largo del año miles de muertos.

En otras grandes capitales del mundo se han aplicado medidas drásticas para paliar parte del problema. En unas, como Berlín, se prohíbe la circulación de los vehículos más contaminantes. En Italia se ha optado por un sistema alterno que permite circular a vehículos según el número en el que finalice la matrícula; par o impar. En Londres se aplica el peaje urbano conocido como ‘Congesrion Charge’ . Consiste en que cada automovilista pague, de lunes a viernes y desde las 7:00 h hasta las 18:00 horas, 8 libras (9,2 euros) por acceder al centro de Londres. Otras ciudades europeas como Oslo y Trodheim (Noruega) o Edimburgo (Escocia) también han adoptado el peaje urbano.

Tal vez ninguno de estos sistemas sea justo, ya que las personas con más recursos salen favorecidas y se grava a las clases menos pudientes (como casi siempre). Lo cierto es que hay que encontrar lo antes posible una solución al problema de la polución.