martes, 1 de febrero de 2011

Séptima víctima mortal por violencia machista

(clic en la imagen para ampliar)

La Guardia Civil concluyó ayer  que la mujer que fue encontrada muerta el pasado sábado junto a su marido, es otra víctima más de violencia machista. Lo que en un principio parecía un caso de suicidio por mutuo acuerdo, se ha convertido en otra mujer asesinada a manos de su pareja. Un mes de enero negro. Con esta media, se superará el número de víctimas del año pasado, que con 73 muertes fue un pésimo año.

María Jesús Rufas, de 74 años de edad, vivía en la localidad mallorquina de Calviá junto a su perro y a su marido. Bartolomé Verger, de 86 años, realizó dos disparos sobre su mujer con una antigua pistola. Fue por la espalda, sin posibilidad de defensa. En la nuca. A continuación, acabó de otro disparo con la vida de su perro. Finalmente se sentó en su sofá y se descerrajó un tiro en la sién. No existían denuncias por malos tratos.