sábado, 8 de marzo de 2014

Crimea juega a la ruleta Rusa


(Gráfico animado pinchando sobre la imagen) 


El próximo día 16 de marzo y si nadie lo impide, se celebrará un referéndum en Crimea. A sus ciudadanos se les formularán las siguientes preguntas:

1.- “¿Está usted por la unión de Crimea a Rusia con derechos de sujeto de la Federación Rusa?”
2.- “¿Está usted por restablecer la validez de la Constitución de la República de Crimea de 1992 con el estatus de Crimea como parte de Ucrania?”


Es evidente que la mayoría de los crímeos quiere unirse a Rusia. Casi siempre ha sido así. Crimea forma parte de Ucrania solo desde 1954. Ese año Nikita Kruschev la transfirió a la República Socialista Soviética de Ucrania. La decisión fue muy discutida en Moscú, pero Kruschev creció como político al calor del Partido Comunista Ucraniano.

La población es mayoritariamente de origen ruso y esa es su lengua materna. Casi el 60% de sus habitantes así lo sienten y reciben con los brazos abiertos a los miles de rusos y a los miles de rublos que cada año se bañan en sus costas. Crimea es su destino vacacional.

Tampoco hay que olvidar que en Rusia tiene la base de la flota del Mar Negro en Sebastopol, la ciudad más importante de Crimea. Es un emplazamiento estratégico que Rusia no abandonará al menos hasta el año 2042.

La ecuación es sencilla. Los crímeos quieren ser rusos. Los rusos quieren que Crimea sea rusa. Ucrania quiere que Crimea siga siendo ucraniana. ¿Cómo se resuelve la incógnita?. Intentémoslo: Europa y Estados Unidos están en contra de Rusia pero ¿a favor de Ucrania?; Europa está en crisis y una guerra entre rusos y ucranianos sería nefasta para los intereses del Mercado Común; Ucrania depende energéticamente del gas y del petróleo de Rusia; la mayor parte del gas ruso que llega a Europa pasa por Ucrania. Si aplicamos la variable de "vamos a llevarnos bien y yo pago la ronda", parece que el resultado es claro. 

Los políticos seguirán por un tiempo haciendo el paripé por eso de quedar bien con sus votantes, Crimea acabará siendo rusa y Europa se asegurará el abastecimiento de gas y petróleo ruso, y también las exportaciones. En un mes solucionado y a otra crisis mariposa.