sábado, 15 de marzo de 2014

Microsoft y la ventana indiscreta


(Gráfico animado pinchando sobre la imagen) 

Lo sabemos desde hace tiempo, pero quedan menos de tres semanas para que Microsft deje de dar soporte a la versión XP de Windows. Hasta ahora, y con casi 13 años de vida, es el sistema más longevo de la historia. También el más estable. ¿Qué significa ese cierre? Básicamente que Microsoft deja morir el sistema. Ya no habrá más actualizaciones, ni parches, ni mejoras, y esto dejará a las máquinas a merced de los virus y de los 'hacker'. Estaremos más expuestos a amenazas y a miradas indiscretas.

Para el usuario doméstico es un problema. En poco tiempo los ordenadores se quedarán obsoletos. Programas usuales ya no se podrán actualizar más y navegar por Internet se puede convertir en un suplicio. La opción más drástica es cambiar de máquina, pero da tanta pereza..

El verdadero problema lo tienen algunas empresas. No nos podemos imaginar la cantidad pequeñas y medianas empresas que trabajan con Windows XP (alguna grande también). En España el dato puede rondar el 20%. La mayoría de cajeros automáticos, las máquinas de billetes de Renfe, algunos laboratorios de análisis, las etaciones de ITV, los contadores inteligentes (no tanto) que nos van a instalar para controlar el consumo de luz... Todas estas máquinas también quedarán expuestas. En muchos casos, migrar a otro sistema operativo puede generar problemas de funcionamiento con el software propio, o, directamente, no funcionar. Otro obstáculo es la capacidad actual de inversión que tienen las empresas, porque el cambio, puede obligar a comprar nuevas máquinas que soporten el nuevo sistema. Mal momento para cerrar la ventana.

Como muchas empresas aún no han comenzado sus planes para migrar hacia una plataforma más actual, Microsoft ha decidido dar un pequeña tregua y mantendrá las actualizaciones de seguridad hasta el 4 de julio de 2015. Un pequeño osasen el desierto. Esperaremos.