lunes, 31 de marzo de 2014

Vivir con miedo


(Gráfico animado pinchando sobre la imagen) 

Acaba el mes de marzo, el primer trimestre del año, con 21 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas (oficialmente solo 18 porque tres casos están siendo investigados). La violencia machista en España, lejos de solucionarse, se enquista, va a más. Es el peor dato desde que cambiamos de siglo. En 2006, en los tres primeros meses del año, murieron 20 mujeres a causa de la violencia machista.

Esta misma semana conocíamos el dato de que en España unas 62.000 mujeres víctimas de violencia machista viven y conviven con algún tipo de vigilancia por parte  de los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad (a excepción de País Vasco y Cataluña que llevan su propio registro).  De ellas hay 109 mujeres que están en situación de "alto riesgo" de ser atacadas y otras seis, en "riesgo extremo". En toral 115 mujeres que necesitan sistemas estrictos de protección. Hace cuatro años este número era de 514 mujeres. Según los expertos, esta reducción se debe en gran medida a la crisis. Las mujeres tienen menos recursos, denuncian menos y se ven obligadas a convivir con su agresor. Si no hay denuncias, no se inician los protocolos de protección.

Hay que tener en cuenta que muchas mujeres no denuncian porque no pueden. Porque temen por sus hijos, porque les falta autoestima, porque tienen miedo, porque piensan que es mejor así. Por vergüenza. Por... un millón de motivos. Prefieren vivir con miedo, aunque reciban palizas, insultos... Prefieren vivir, pero acaban muriendo.