jueves, 27 de enero de 2011

¿Cuándo se acabará esto?

(clic en la imagen para aumentar)

Ha vuelto a ocurrir. Jennifer Peralta de Armas, de origen cubano y 34 años fue ayer presuntamente asesinada por su pareja, Antonio F.E., un hombre de 56 años y vecino de La Unión. El cadáver lo encontró la hija de ella. Andrea, de solo 11 años, a la llegaba del colegio tuvo que presenciar una horrorosa estampa: su madre cosida a puñaladas. Otra víctima. Al parecer, algunos vecinos de la calle Isaac Peral del cartagenero municipio de Los Belones ya habían escuchado una fuerte discusión por la mañana. Antonio, el presunto homicida, ha desaparecido. La Guardia Civil le sigue buscando. 
Pocas horas después de la muerte de Jennifer y a unos 800 kilómetros de distancia, en Vitoria, un hombre de 76 años acabó de un disparo con la vida de su esposa, de 82, y luego se suicidó. Ambos eran también de origen cubano y tenían doble nacionalidad. Los dos cuerpos fueron encontrados sobre las seis de la tarde por el hijo de ambos, con quien compartían vivienda en el barrio de Ibaiondo. La Ertzaintza no da por hecho de que se trate de un caso de violencia de género. No había «ni denuncias, ni antecedentes, ni testimonios» previos que hiciesen sospechar que el hombre maltratase a su mujer.