viernes, 25 de noviembre de 2011

La buena estrella

(clic en la imagen para ampliar)

No ha habido sorpresas, la crisis también ha llegado a la cocina de autor y España se queda casi como el año pasado en lo que se refiere a distinciones gastronómicas. Se han ganado 16 estrellas, pero se han perdido 17 (la mayoría por cierre de los locales). Dos de los grandes han perdido la máxima categoría: 'El Bulli', cerrado desde el pasado verano, y 'Can Fabes' (Sant Celoni, Barcelona), del fallecido Santi Santamaría y hoy regentado por el chef Xavier Pellicer, que pasa a tener dos estrellas. Ya solo quedan cinco establecimientos con tres estrellas concentrados entre Guipúzcoa y Cataluña. Los autores, de sobra conocidos: Arzak, Berasategui, Ruscalleda, Subijana y Joan Roca.

De dos estrellas se pueden contar hasta 13 establecimientos, la mayoría de ellos en Madrid, Cataluña y País Vasco. Trece nuevos locales han sido distinguidos con la buena estrella y se unen así a otros 10 establecimientos que la conservan. En total son 45 los restaurantes que aparecen en la guía roja, repartidos entre 21 provincias de la geografía nacional. Yo sigo creyendo que en este país se sigue comiendo muy bien, aunque se apague alguna de las estrellas.

La de este año, será la edición 102 de La guía Michelin. El primer ejemplar está datado en 1900, cuando aún era gratuita. En 1920, cuando su fundador la vio calzando la pata de una mesa en un restaurante, decidió hacerla de pago para darle valor. La edición de 2012 sale hoy a la venta por 23,90 euros.