sábado, 19 de noviembre de 2011

Si reflexionamos, peor



Mañana 35.779.208 españoles pueden ejercer su derecho a voto según el censo electoral.  Somos 700.000 votantes más que en las anteriores elecciones generales. En 2008 votaron 25.900.439. Es decir la participación fue del 73,85%, con muy poco porcentaje de voto nulo (0,64%) y voto en blanco (1,11%).

La participación es todavía una incógnita con tanta crisis, prima de riego, paro, indignación… Lloverá en gran parte de España y esto no va a ayudar. Mientras tanto, el que no lo tenga claro, hoy puede dedicar el día a reflexionar. Deshojar la margarita y pensar si de verdad la clase política es capaz de sacarnos del pozo.

Según el diccionario de la RAE reflexionar significa “considerar nueva o detenidamente algo”. Bien, reflexionemos: cinco millones de parados;  casi 200 deshaucios diarios; la prima de riesgo por las nubes (ha llegado a rozar los 500 puntos); el salario mínimo interprofesional en 641,40 euros/mes (¡qué dineral!); el beneficio del banco Santander en el primer trimestre de 2011: 3.501 millones de euros (algo más del salario mínimo de todos los parados de España); el precio del diesel a 1,31 euros el litro; las eternas listas de espera en la sanidad pública, los nuevos aeropuertos cerrados por falta de negocio y otras infraestructuras millonarias que ya no se utilizan; las muy, muy generosas indemnizaciones a los directivos de cajas intervenidas con dinero público como la CAM; la última Reforma Laboral que erosiona sin piedad los derechos de todos los trabajadores…

Podemos reflexionar también sobre la trama Gürtel y los trajes del señor Camps, las finanzas personales del señor Iñaki Urdangarín, la “Operación Malaya” en Marbella, la financiación irregular del partido del señor Jaime Matas en sus Islas Baleares, el escándalo de los ERE en Andalucía...

Casi es mejor no reflexionar. Estoy por comprarme un collar cuántico como el que aparece en el post anterior a ver si me va mejor.