viernes, 18 de noviembre de 2011

Los mismos perros con distintos collares

(clic en la imagen para ampliar)
Esta semana FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado ante las autoridades sanitarias a cinco empresas que comercializan el 'collar cuántico', un "producto que, según sus anunciantes, está fabricado con "minerales con propiedades naturales curativas" capaces de "aislar radiaciones" y que aportarían una mayor fuerza, flexibilidad y resistencia a los individuos que lo luzcan. Algunas de estas empresas se publicitan con testimonio de famosos alabando el producto, otras argumentan que sus productos están testados científicamente…
En fin, la historia se repite. Ya ocurrió el año pasado con las pulseras Power Balance, empresa que también fue denunciada por FACUA. No es nuevo el fenómeno de las ‘pulseras milagro’. Desde las pulseras de cobre para la artritis que llevaban nuestro abuelos, hasta las famosas pulseras Rayma Quartz que remataban sus extremos con dos bolas prodigiosas allá por los años 80.

Estos productos-timo están se cuelan en el mercado. Aparecen, desaparecen, se transforman... Siempre hay alguien que abusa de la buena de de la gente y con un poco de palabrería, una pizca de márketing y en ocasiones, unas buenas amistades, es capaz de llenarse los bolsillos de billetes. Los responsables de Consumo deberían ponerse manos a la obra y borrar del mercado este tipo de productos milagrosos.

Recordar el El Real Decreto 1907/96 que prohíbe 'cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria" cuando "sugieran o indiquen que su uso o consumo potencian el rendimiento físico, psíquico, deportivo o sexual".