martes, 17 de abril de 2012

Argentina YPF, 1 – España Repsol, 0

(clic en la imagen para ampliar)

El partido acaba de comenzar. Apenas habían saltado los jugadores al campo y la colegiada ha señalado penalti y expulsión. Injusto, así es este juego. Argentina lanza y se pone por delante en el marcador. España se dirige al círculo central, rabiosa, dispuesta a remontar. Aún queda mucho partido… 


“Expolio”,” La guerra sucia de Kirchner”, “Desafío argentino” “Cristina se lo lleva crudo”, “Kirchner se burla de España” , “Kirchner reta a España”… estos son algunos de los titulares con los que se han llenado los quioscos de prensa en España. Todos ellos, muy críticos con la expropiación de YPF por parte del Gobierno argentino. El Gobierno español ha condenado rotundamente la decisión de nacionalizar la filial argentina de Repsol y ha avanzado que se tomarán medidas “claras y contundentes”, aunque no se especificó ninguna. La Unión Europea, el presidente de México y la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se han posicionado a favor de la empresa española. 

En la prensa argentina, y aunque en general los titulares muestran un toque de patriotismo, algunos análisis son críticos con la presidenta argentina. El diario “Clarín”, el más importante del país, habla de que la expropiación es una “operación de cosmética”. “La Nación” expresa en un artículo el desacuerdo sobre cómo ha llevado el proceso Cristina Fernández, que ni siquiera se ha sentado a negociar. Cierto es que otros diarios de la capital como “Página /12”, expresan su total acuerdo con la recuperación de los recursos energéticos el país. La portada de este diario no tiene desperdicio. Los diarios de las provincias beneficiadas, también se han posicionado a favor de la medida, como es el caso del “Diario Jornada”. 

Está claro que se ha iniciado una guerra económica en la que alguno de los dos bandos (o los dos) saldrá perdiendo. En Argentina operan unas 400 empresas españolas, entre ellas, Telefónica, Gas Natural, Endesa, Banco Santander, BBVA… ¿Qué pasará con ellas? Argentina ha adoptado una decisión propia de ‘repúblicas bananeras’, donde no se respetan las leyes y donde la corrupción es habitual moneda de cambio. El país sudamericano no atraviesa ni por su mejor momento económico, ni por su mejor momento social (España tampoco). ¿Esta expropiación es una solución? Parece ser que no, el precio que se tendrá que pagar a medio plazo puede ser muy alto para el país. Como se dice en España; pan para hoy, hambre para mañana.