sábado, 14 de abril de 2012

Golpe de estado en Guinea Bissau

(clic en la imagen para ampliar)

Con una extensión algo mayor Cataluña y 1,5 millones de habitantes la economía de Guinea Bissau se basa principalmente en la pesca y la agricultura. Es un país pobre. Aún no llega a 40 años de historia y ya ha conocido cinco golpes de estado. Un país demasiado convulso, donde la corrupción es moneda de cambio y que en los últimos años se ha convertido en un importante lugar de tránsito del tráfico de droga que llega a Europa procedente de Latinoamérica. 



El próximo 29 de abril se debía celebrar la segunda ronda de las elecciones presidenciales pero el pasado jueves los militares detuvieron al presidente interino, Raimundo Pereira, y al primer ministro y candidato favorito para ganar las elecciones, Carlos Gomes Junior. 

Los militares han propuesto la formación de un gobierno de unidad, pero ha sido rechazado por el principal partido político de Guinea-Bissau, el Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC).. 

Este golpe de Estado ya ha sido condenado internacionalmente por EEUU, la Unión Africana, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), el Consejo de Seguridad de la ONU… Ahora solo queda esperar que las aguas vuelvan a su cauce y acordarnos de ellos.